Índices Financieros: El GPS de tu administración

🚀 Quick Win 👉 Herramienta analítica financiera

Estoy llegando al final de mi temporada en EscalandoLatam. 

Me quedan un par de artículos, y seguramente ya paré por este año. 

Se me viene un fin de año intenso, con poco tiempo para la escritura. Además de que está bien cortar un poco, recargar energías y volver el año que viene con ideas nuevas. 

Así que con un poco de melancolía hoy les hablo de índices financieros. 

La herramienta más analítica que existe para tomar decisiones financieras asertivas. 

Así como el médico clínico pide una serie de análisis para evaluar el estado de salud de su paciente, los analistas financieros usan los índices o ratios para evaluar la salud financiera de las empresas.

El análisis por índices, nos permite poner en términos comprensibles y comparables un complejo conjunto de cifras con gran cantidad de supuestos y limitaciones subyacentes.

Sin los ratios, sería muy difícil poder extraer información que nos permita mejorar nuestro proceso de toma de decisiones.

Veamos un poco más. 


¿Qué son los indicadores financieros?

Los indicadores financieros son herramientas que permiten realizar un análisis financiero de la situación de la misma en un período determinado. 

Son también un método de gestión de la empresa dentro del ámbito de los resultados económicos obtenidos por ella.

Además, ilustran el funcionamiento de los distintos departamentos de la compañía y la eficacia de su trabajo. 

Los indicadores financieros permiten a inversores y accionistas formarse una opinión sobre cómo se está gestionando la empresa y cómo le va en el mercado.

Objetivo de los índices financieros

Los índices, normalmente, son utilizados para tres fines:  

  • Analizar la evolución de una empresa en el tiempo 

  • Realizar proyecciones 

  • Comparar una empresa contra otras empresas del sector

Aliados de los OKR

Los índices son un muy buen mecanismo para establecer objetivos del área de administración y finanzas. 

El área administrativa en general es difícil de cuantificar su comportamiento. Si usas OKR es de las áreas más difíciles de monitorear. 

Para ello utilizar los índices financieros es el mejor hábito. Es muy fácil de ubicarlos como Key Results, y por lo tanto de medir si se cumplió o no el objetivo. Además de que los buenos ratios son holísticos, por lo que incluyen muchos departamentos involucrados para su cumplimiento. 

Para ver más ejemplos de OKRs de departamentos financieros, aca, aca y aca hay buenos ejemplos. 

Categorías de los Índices

Para el análisis financiero, se pueden utilizar muchos índices, que persiguen distintos objetivos. Por eso se clasifican. 

El común de esta categorización es el siguiente:  

  • Índices de Liquidez 

  • Índices Operativos 

  • Índices de Endeudamiento 

  • Índices de Rentabilidad

Índices de Liquidez

Los índices de liquidez, buscan reflejar la capacidad de la empresa de hacer frente a sus compromisos.

En épocas de alta inflación resulta fundamental poder usarlos. 

Veamos los más comunes: 

Índice de Liquidez Corriente = Activo Corriente/ Pasivo Corriente

Este índice relaciona dos valores del balance. Al relacionar el activo corriente con el pasivo corriente, indica cuántos pesos a cobrar en el corto plazo tiene la empresa, por cada peso a pagar en el corto plazo.

Índice de Liquidez Ácida = (Activo Corriente - Inventarios)/ Pasivo Corriente

Este índice relaciona también los activos corrientes con los pasivos corrientes, pero aumenta la exigencia a la hora de calcular los primeros, dado que excluye los inventarios por considerarlos poco líquidos (o menos líquidos que el resto de los activos corrientes);

Días de Caja = Caja y Bancos/ Gastos erogables diarios

En este índice aparece la interacción entre valores del balance y del estado de resultados. Es decir, trabajamos con variables flujo y variables stock en un mismo indicador, por lo que tendremos que tener cuidado con la medición del tiempo.

Este ratio indica cuántos días de gastos (erogables) podrá pagar la empresa con las disponibilidades (caja y bancos) con que cuenta en el momento de cierre del balance. Para lograr esto, toma los gastos erogables del último estado de resultados, los lleva a “gastos diarios”, y los compara con las disponibilidades que la empresa tiene en el balance.

Con este índice, al igual que con todos aquellos que relacionan datos del balance y estado de resultados, tendremos que tomar algunas precauciones.

Una de ellas se relaciona con la estacionalidad. 

Dado que los valores del balance reflejan la foto al último día del período considerado -el día de cierre del balance- es posible que los datos de un balance anual no sean representativos en una empresa con alta estacionalidad. 

Índices operativos

Estos índices ayudan a evaluar la eficiencia de la firma en la utilización de los recursos. 

Éstos cambian, por definición, entre diferentes empresas e industrias.

Cada empresa puede tener un indicador que le resulte de utilidad para analizar el funcionamiento de un determinado departamento, o de la empresa en su conjunto. 

Así, una empresa de supermercados considerará indicadores de rotación por metro de góndola, mientras que una empresa metalúrgica utilizará indicadores que relacionen el número de empleados por tonelada producida, etc.

Los más comunes son: 

Días de Clientes = Clientes/ Ventas Diarias

Días de Inventario = Inventarios/ (Costo de las Mercaderías/ Vendidas Diario)

Días de Proveedores = Proveedores/ Compras Diarias

Estos índices muestran cuántos días tarda la empresa, en promedio, en cobrar las ventas; cuántos días mantiene, en promedio, de inventarios en su activo, (valorados a costo de mercaderías vendidas); y cuantos días demora, en promedio, en pagarle a sus proveedores.

Entre los llamados índices operativos encontramos también los índices de crecimiento –crecimiento de las ventas, de costos, o de beneficios entre otros. Lo usual es calcularlos en valores porcentuales, relacionando los valores en diferentes años de la siguiente manera:

Crecimiento de Ventas: [Ventas t / Ventas (t-1) ] - 1

Índices de Endeudamiento

Los índices de endeudamiento incluyen todos aquellos indicadores que reflejan la cantidad de deuda de la empresa. Para entender cuánta es la deuda de la empresa, si es mucha o poca, adecuada o excesiva, es necesario relacionarla con otros valores de los balances y/o del estado de resultados.

Índice de Solvencia = Patrimonio Neto/ Total de Recursos

Índice de Endeudamiento Total = Total de Deudas/ Total de Recursos

Coeficiente de Cobertura de Intereses = EBIT/ Intereses

Cobertura de ventas = Ventas/Deudas Financieras

La cantidad de índices de endeudamiento en uso es extensa y puede ser confusa si no se tiene en claro lo que se busca con cada uno de ellos.

Índices de Rentabilidad

Estos índices relacionan valores de los estados contables, buscando cuantificar la rentabilidad de la empresa. 

Uno de los índices más usados en la medición de la rentabilidad relaciona el beneficio neto con el patrimonio neto invertido en la empresa.

Este indicador suele conocerse con el nombre de ROE, por su sigla en inglés (return on equity).

ROE= Beneficio Neto/ Patrimonio Neto

El numerador de este índice se calcula después del pago de intereses de la deuda, ya que los mismos son deducidos en vistas al cómputo del beneficio neto. 

Por tanto, dos empresas muy similares en su estructura operativa pero con distintas estructuras financieras pueden mostrar diferente rentabilidad sobre el patrimonio neto. 

En algunos casos estaremos interesados en el cálculo de la rentabilidad del negocio, independientemente de su estructura de financiamiento, por lo que deberemos considerar el beneficio operativo, (EBIT)

Dado que el EBIT es un beneficio que se deberá repartir entre los acreedores de deuda (p.ej. bancos) y los accionistas, es importante recordar que se debe dividir por el total de activos y no en el patrimonio neto (dado que no corresponde solamente a los accionistas sino a todos aquellos que aportan fondos a la empresa). 

Este índice, usualmente, se calcula de la siguiente manera:

ROA = EBIT/ Activo Activos

En algunos casos resulta de especial interés medir la rentabilidad sobre las ventas de la empresa a diferentes niveles del estado de resultados.

Los índices más usados son:

Margen de Ventas = Beneficio Neto/ Ventas

Porcentaje de Margen de Contribución = Margen de Contribución/ Ventas

Como vemos, la elección entre los índices de rentabilidad puede ser igualmente compleja, dado que las alternativas de medición son muy variadas; no obstante, lo importante para decidir que índices utilizar es recordar nuestro objetivo al calcularlos.

Bonus

Esto fue todo.

Como decíamos en otros artículos no hay muchos libros buenos que hablen de finanzas. Porque es algo que no vende.

Yo te recomiendo Las Finanzas de la Empresa, que es un libro escrito por profesores del IAE, adaptado a la realidad latinoamericana, y que me sirvió mucho para escribir el artículo.  

Gracias por leer EscalandoLatam.